MÁQUINA DE WIMSHURST

Desarrollada hacia 1880 por el británico James Wimshurst, consta de dos discos, antiguamente de ebonita o cristal, la que describimos los lleva de metacrilato, que giran en sentido contrario, muy próximos y paralelos. Los discos llevan pegados un número par de sectores metálicos que se comunican diametralmente por medio de un puente con escobillas metálicas, cada puente separado 60º de la horizontal.
Los sectores van depositando su carga por intermedio de peines metálicos en dos circuitos independientes que acumula cada uno carga contraria potenciada por su correspondiente botella de Leyden.
Máquina de Wimshurst
Podemos ver una representación esquemática en las imágenes: Representados los discos de diferente tamaño y siendo D y D’ los puentes diametrales, K y K’ cada uno de los conductores con sus correspondientes botellas de Leyden L y L’.
Si uno de los discos y por inducción los sectores correspondientes tienen un pequeño desequilibrio electrónico, inducirán en el disco opuesto electricidad contraria. Los arcos facilitan la distribución de la carga en cada disco, carga que es de distinta polaridad. Debido al giro opuesto siempre recogerá cada conductor por intermedio del peine la misma electricidad, consiguiendo mantener el signo contrario en cada circuito.

Máquina de Wimshurst
La carga se acumula en los conductores y en las botellas de Leyden para que en el momento propicio se produzca la ruptura en forma de arco Voltaico
En la descripción de esta máquina en Youtube se pueden ver detalles de la misma, allí digo y aquí repito que el aislamiento de los conductores y la perfecta construcción de las botellas es necesario para el funcionamiento de la máquina.

       
       
       
       
       

CONSTRUIR MÁQUINA DE WIMSHURST

Los detalles de construcción de la Máquina de Wimshurst se ven perfectamente abajo en el vídeo de Youtube: